El vicario auxiliar de la Prelatura del Opus Dei habla sobre su nombramiento

14 marzo 2015

En una entrevista de la Agencia Zenit a Mons. Fernando Ocáriz, en la que se afrontan diversos temas, el vicario auxiliar del Opus Dei se refiere a los recientes nombramientos en esta prelatura personal. Según responde a la pregunta de Sergio Mora, “los estatutos que la Iglesia ha dado al Opus Dei (promulgados por san Juan Pablo II con la Constitución Apostólica Ut sit) establecen que el oficio de prelado es vitalicio. La misma norma prevé la figura del vicario auxiliar, como ayuda para el gobierno de la prelatura cuando las circunstancias lo aconsejen. Mons. Echevarría ha considerado que ha llegado el momento de poner en práctica esta posibilidad, ya prevista por el fundador en los primeros estatutos que se presentaron a la Santa Sede. Después de escuchar a los órganos que le ayudan en el gobierno pastoral, decidió nombrarme vicario auxiliar para que compartiera la misma potestad ejecutiva que el derecho reserva al prelado”.

En referencia a los motivos que han llevado al prelado a tomar esta decisión, explica Mons. Ocáriz que “en los últimos años ha crecido el número de circunscripciones de la prelatura que dependen de modo más directo del prelado. Todo eso comporta un notable aumento del trabajo de gobierno. El vicario auxiliar -y el nuevo vicario general- podremos, con la gracia de Dios, aportar nuestra ayuda para seguir esa tarea de modo directo, y mantener la cercanía con las personas y las instituciones sociales y educativas que reciben la asistencia pastoral del Opus Dei”.

En la actividad diaria con el prelado, “nos coordinamos con un gobierno colegial, trabajando cada uno en diversos asuntos; este modo colegial de proceder lo estableció san Josemaría desde el principio del Opus Dei. Por mi parte, pido todos los días al Espíritu Santo que me ayude a ser un fiel colaborador de Mons. Echevarría, que transmite tanto optimismo y deseos de fidelidad a Cristo en la Iglesia”.

Mons. Ocáriz se detiene también, recordando a San Josemaría, “en el sentido de paternidad espiritual. Esa vivencia se transmite a los sucesores como un legado valioso, con el soplo del Espíritu Santo. (…) La paternidad del prelado hace que los fieles de la prelatura puedan experimentar ese rasgo familiar -la Iglesia es familia- tan presente en la fisonomía espiritual del Opus Dei. Los estatutos de la prelatura se refieren a la función del prelado con las palabras “maestro y padre”. Eso resalta que la tarea que la Iglesia encomienda al prelado -al igual que a todo pastor que está al frente de una circunscripción eclesiástica: diócesis, prelatura, etc.-, no se agota en el ejercicio de la potestad de gobierno, sino que comprende esta dimensión importantísima de paternidad hacia todos los fieles -sacerdotes y laicos- que le están confiados”.

Fuente: http://www.zenit.org/es/articles/el-vicario-auxiliar-del-opus-dei-francisco-invita-a-identificar-las-propias-periferias

Noticia relacionada: http://prelaturaspersonales.org/nombramiento-de-un-vicario-auxiliar-en-la-prelatura-del-opus-dei/