Francisco desea la plena comunión con la FSPX

En la carta del Santo Padre Francisco al Presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la nueva evangelización, al aproximarse el Jubileo extraordinario de la Misericordia, 1-IX-2015, el Papa Francisco ha manifestado su confianza en que “en el futuro próximo se puedan encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y los superiores de la Fraternidad [de San Pío X]”. A continuación, el Papa, por iniciativa propia y con el deseo de ayudar al bien de los fieles que, por diversos motivos, frecuentan las iglesias donde celebran los sacerdotes de esa Fraternidad, establece que “quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados”.

Como se recordará, hace unos años, el 14 de septiembre de 2011, la Sala de Prensa de la Santa Sede había publicado un comunicado sobre las reuniones entre el máximo responsable de la Fraternidad de San Pío X y algunos representantes de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En ese comunicado se habla del posible cauce canónico para readmitir en la Iglesia a los seguidores de monseñor Lefebvre. Tanto el Padre Lombardi, en una rueda de prensa en la que comentó esa noticia, como la Radio Vaticana, añadieron que esa solución podría ser la de una prelatura personal (“semejante al Opus Dei”, comentó Lombardi). Sin embargo, posteriormente las conversaciones quedaron interrumpidas, por dificultades doctrinales. En la sección “Prelatura personal para la Fraternidad de San Pío X” de la página http://prelaturaspersonales.org/prelaturas-personales/otras-posibles-prelaturas/ hemos ofrecido un comentario a esa posible figura jurídica.

Este es el texto completo del párrafo de la carta de Francisco del 1-IX-2015:
“Una última consideración se dirige a los fieles que por diversos motivos frecuentan las iglesias donde celebran los sacerdotes de la Fraternidad de San Pío X. Este Año jubilar de la Misericordia no excluye a nadie. Desde diversos lugares, algunos hermanos obispos me han hablado de su buena fe y práctica sacramental, unida, sin embargo, a la dificultad de vivir una condición pastoralmente difícil. Confío que en el futuro próximo se puedan encontrar soluciones para recuperar la plena comunión con los sacerdotes y los superiores de la Fraternidad. Al mismo tiempo, movido por la exigencia de corresponder al bien de estos fieles, por una disposición mía establezco que quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados.” (tomado de la página web del Vaticano).

Noticias relacionadas:

Prelatura personal para los lefebvrianos: status questionis

Prelatura personal y Fraternidad de San Pío X: respuestas de Mons. Ocáriz

La Fraternidad de San Pío X y la figura de la prelatura personal (entrevista a Mons. Arrieta)