La Santa Sede aprueba textos litúrgicos específicos de los Ordinariatos personales para antiguos anglicanos

El 22-VI-2012, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos aprobó los textos litúrgicos para el Rito de las exequias y para el Rito de la celebración del santo matrimonio, que podrán usarse en los Ordinariatos personales de Nuestra Señora de Walsingham (Reino Unido), de la Cátedra de San Pedro (Estados Unidos) y de Nuestra Señora de la Cruz del Sur (Australia).

Esta aprobación se enmarca en la disposición que estableció Benedicto XVI en la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus, n. III: “sin excluir las celebraciones litúrgicas según el Rito Romano, el Ordinariato tiene la facultad de celebrar la Eucaristía y los demás sacramentos, la Liturgia de las Horas y las demás acciones litúrgicas según los libros litúrgicos propios de la tradición anglicana aprobados por la Santa Sede, con el objetivo de mantener vivas en el seno de la Iglesia católica las tradiciones espirituales, litúrgicas y pastorales de la Comunión anglicana, como don precioso para alimentar la fe de sus miembros y riqueza para compartir”.

De este modo, se introducen en la liturgia católica algunas de las fórmulas más clásicas de la tradición Anglicana, procedentes del Book of Common Prayer.

Monseñor Keith Newton, Ordinario del Ordinariato personal de Nuestra Señora de Walsingham afirmó que se trata de “un momento importante en el desarrollo de nuestra específica vida litúrgica y eclesial. Hemos visto al mundo entero detenerse para contemplar la boda real el año pasado; ahora, es posible emplear una liturgia muy similar y hermosa en los Ordinariatos de la Iglesia Católica. Es para nosotros un gran privilegio ser parte de este logro evidente de ecumenismo práctico y receptivo”.

Estos textos son expresión del patrimonio litúrgico anglicano. Por este motivo, según se establece expresamente (en los nn. 2 y 3 de los nuevos documentos), su uso queda restringido al clero y a los fieles que pertenecen a alguno de los Ordinariatos personales erigidos de acuerdo con la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus. Se afirma también que, en casos de necesidad pastoral o en ausencia de un sacerdote o diacono incardinado en un Ordinariato, cualquier sacerdote o diácono incardinado en una Diócesis o en un Instituto de Vida Consagrada o Sociedad de Vida Apostólica puede presidir el rito del Matrimonio o celebrar la liturgia fúnebre, de acuerdo con estos nuevos textos, para los miembros del Ordinariato que así lo requieran. La remisión al n. 6 §2 de las Normas Complementarias a la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus parece tratarse de un error material. Por otra parte, esas Normas Complementarias no contemplan la previsión de que pueda actuar cualquier ministro católico: sólo se refieren explícitamente a la colaboración estable de sacerdotes y diáconos incardinados en otras estructuras, “con el consentimiento escrito de su obispo diocesano o de su superior” (art. 9 §2).

Información relacionada:

Ordinariatos personales para fieles provenientes del Anglicanismo

Fieles de los Ordinariatos personales

– Benedicto XVI, Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus

– Congregación para la Doctrina de la fe, Normas complementarias a la Constitución Apostólica Anglicanorum coetibus

The Order for the Celebration of Holy Matrimony (for use by the Ordinariates erected under the auspices of the Apostolic Constitution Anglicanorum coetibus)

The Order for Funerals (for use by the Ordinariates erected under the auspices of the Apostolic Constitution Anglicanorum coetibus)

4-VII-2012