Palabras de Francisco sobre la posible Prelatura personal para la FSPX

En una entrevista a La Croix, realizada por Guillaume Goubert y Sébastien Maillard el 16 de mayo de 2016 y publicada el día siguiente, el Papa Francisco afirma que erigir una prelatura personal “sería una solución posible, pero primero hace falta establecer un acuerdo fundamental con ellos”. Recogemos, a continuación, una traducción de las dos respuestas sobre este tema:

La Croix: Usted recibió el pasado 1 de abril al obispo Bernard Fellay, superior general de la Fraternidad sacerdotal San Pío X. La reintegración de los lefebvrianos en la Iglesia, ¿está de nuevo a la vista?

Papa Francisco: En Buenos Aires, siempre he hablado con ellos. Me saludaban, me pedían una bendición de rodillas. Ellos se dicen católicos. Aman a la Iglesia. Mons. Fellay es un hombre con quien se puede dialogar. No es el caso de otros elementos un poco extraños, como Mons. Williamson, o como otros que se han radicalizado. Yo pienso, como ya había expresado en Argentina, que son católicos en camino hacia la plena comunión. Durante este Año de la misericordia, me pareció que debía autorizar a sus confesores a perdonar el pecado de aborto. Ellos me han dado las gracias por este gesto. Antes, Benedicto XVI, que les respetaba mucho, había liberalizado la Misa según el rito tridentino. Se dialoga bien, se hace un buen trabajo.

La Croix: ¿Estaría dispuesto a concederles un status de prelatura personal?

Papa Francisco: Esta sería una solución posible, pero primero hace falta establecer un acuerdo fundamental con ellos. El concilio Vaticano II tiene su valor. Se avanza lentamente, con paciencia.